jueves, 2 de julio de 2009

Au Pied de Cochon

En pleno centro de París, a poca distancia del Louvre, se encuentra el restaurante Au Pied de Cochon (se puede reservar mesa desde su web). Ocupa un edificio de varios pisos y hoy además, como hacía buen tiempo también tenían terraza. A mi me han sentado en una mesa dentro del comedor pero en la zona en que no había pared con la terraza, con lo que estaba a cubierto y a la vez disfrutando del aire fresco y de las vistas del jardín que hay delante.

Como entrante he elegido el Millefeuille de Tomates et Chèvre aux Raisins de Corinthe, una rica combinación de queso y tomate fresco. También había sopa de cebolla, pero al final (y pese a la petición popular :-) no me he decidido a pedirla. Para plato principal he ido directo a la especialidad de la casa: Le Fameaux Pied de Cochon Grillé Béarnaise. Pura grasa y puro sabor. Un plato delicioso perfectamente elaborado y que da merecida fama al sitio. Sin duda no es algo de lo que se deba abusar, pero merece la pena comerlo alguna vez.

Para postre he aprovechado que durante el verano tienen lo que llaman el Festival Rouge para pedir un plato “rojo”. Se trata de la Transparence de Fruits Rouges, explicado como Mousse Fromage Blanc. Fresas y nata sobre una deliciosa mousse de queso.

El vino ha sido un tinto de Burdeos: Chateau la Roche Mangot de 2002. De gran calidad, equilibrado, con buenos aromas y larga persistencia en boca, ha acompañado muy bien al cochon. Por cierto, que pese a tomar sólo una copa me han sacado la botella, la han abierto delante de mi y me han dado a probar el vino. Sólo cuando he dado mi conformidad me han llenado la copa. Todo un detalle de buen trato, que se suma a lo que ha sido la norma en todo momento.

Y para terminar por hoy os dejo con unas fotos de otras cosillas que he visto por París.

4 comentarios:

Javier dijo...

Lástima de comida, sin sopa de cebolla.. :-D

Por lo demás, parece que aprovechas el tiempo, sí. ¿Estaba bien cerrado el mausoleo de Napoleón? Como se escape otra vez...

far dijo...

Disfrutar de París, cómo lo haces, es formidable. Con la gente, callejeando, con los monumentos, museos, restaurantes, etc
y sin necesidad de oler a cebolla todo el día, y pudiéndolo contar casi en directo.

maría dijo...

Qué buena pinta tiene todo!!!

Anabel dijo...

guille!!!
seguro que te tomaron por un crítico de cocina! qué buena pinta tiene todo!! y qué chulo es Paris!!
Haz muchas fotos y nos las enseñas la semana que viene!