martes, 5 de mayo de 2009

PLAN B: Un mal plan

En la calle San Agustín de Logroño, zona de la Laurel, han abierto recientemente varios establecimientos hosteleros especializados en pinchos. Uno de ellos, el primero a la derecha según se entra desde la calle Bretón de los Herreros, es el PLAN B.

El servicio que prestan es lamentable, pésimo y desagradable. Por dos veces hemos tenido que abandonar el establecimiento sin que el personal se dignara antendernos, preguntarnos o, simplemente, reparara en nosotros. Al parecer todas tienen algo mejor que hacer: mover vajilla, hablar unos con otros o buscar marcianos debajo de la barra. Todo menos atender a las personas que tienen esperando.

Me gustaría poder hablar del foie al Pedro Ximenez o del solomillo al aroma del crianza de Rioja, pero es imposible: no han querido servirme. Así que, señores, VETO para este establecimiento, que no volveremos a pisar.

2 comentarios:

maría dijo...

Me gustan los aires de sinceridad que soplan por B-logia últimamente. Siempre he pensado que el discurso políticamente correcto sólo beneficia a los mediocres.

Chapó!!!

n'guyen dijo...

Sin duda un veto merecido. Yo también me pasé en una ocasión un buen rato ¡intentando pagar! La que me atendió primero me dijo que como ella no me había servido, pues que no me cobraba. Increíble pero cierto. Y la que me había servido tenía mejores cosas que hacer. Al final conseguí pagar, pero yo tampoco vuelvo.