jueves, 19 de marzo de 2009

Asados Mauro

En Peñafiel y justo al pie de su imponente castillo se encuentra este restaurante. Su especialidad son las carnes asadas y entre ellas especialmente el lechazo o cordero lechal asado. Aquí lo asan por cuartos en un horno tradicional y a la vista desde el comedor. El resultado es una carne tierna, jugosa y muy sabrosa. Una verdadera delicia.
Lo más habitual es tomar el lechazo y una ensalada. Pero además hay variados entrantes para elegir. Nosotros pedimos antes de la carne una morcilla que estaba muy rica.También en el apartado de postres hay un buen número de ellos para elegir, todos caseros. Aquí nos decidimos por un ponche segoviano y un bavarois de café.Acompañamos la comida con el vino de la casa. Se trata de un cosechero de la zona que sirven en jarras de barro y que acompañó perfectamente al asado.
Además el precio resultó muy ajustado. Nos habían recomendado este sitio y sin duda fue una muy buena recomendación.

2 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

hola, recuerdas lo que pagasteis por la comida?
gracias y saludos

Guillermo dijo...

Hola.
Pues no lo recuerdo exactamente. Sólo que nos pareció que estaba bastante bien. Debió ser alrededor de 25 euros por persona.
Saludos.