viernes, 7 de marzo de 2008

XI Cata Presentación Añada 2007 de PROVIR

El pasado jueves día 6 se celebró en el palacio de congresos Riojaforum de Logroño la XI Cata Presentación Añada 2007 de PROVIR, asociación de bodegas familiares de Rioja. Hasta 30 bodegas se acercaron a presentar sus vinos en esta ocasión, en un esfuerzo muy de agradecer. Y por supuesto, no podíamos dejar pasar esta oportunidad de catar sus vinos.
El mecanismo de la cata, como en otras ocasiones, consistió en la adquisición a la entrada de una copa de Rioja para seguidamente usarla para probar los vinos recorriendo las distintas mesas que las bodegas tenían dispuestas.
La asistencia de público creo que fue muy buena. El recinto se encontraba lleno, aunque sin llegarse a producir agobios. Además el ambiente, como corresponde a una fiesta en la que el vino es protagonista, era alegre y animado.
Nosotros empezamos por visitar el puesto de David Moreno. Además de los vinos de este año ofrecía su reserva de 2001 que nos pareció un vino casi perfecto. Un Rioja clásico muy equilibrado en todos los aspectos. Y también se podía catar el Vobiscum, un vino muy cuidado aunque tal vez más moderno y algo más apartado de nuestro gusto.
Seguidamente visitamos Cuna de Reyes. Esta bodega de Nájera presenta dos líneas de vinos etiquetadas Cuna de Reyes y Naira respectivamente. Catamos el Naira en esta ocasión, y nos pareció tan agradable como recordábamos el Cuna de Reyes.
Otro vino que tenía ganas de probar es el que traía desde San Vicente de la Sonsierra Ramírez de la Piscina. Había oído buenas críticas de sus vinos y ahora puedo decir que eran fundadas. Nos obsequiaron con un tinto afrutado muy agradable.
También de San Vicente probamos el tinto Murmurón, de Sierra Cantabria. Intenso en color, aromas y sabor, a nuestro gusto un tanto excesivo. También en cuanto a grado alcohólico. Pero desde luego muy del gusto actual, como demuestran los numerosos reconocimientos que han recibido sus vinos, tanto nacional como internacionalmente.
Cuando llegamos a Consejo de la Alta lo hicimos con la intención de probar sus vinos del mismo nombre. Por desgracia para nosotros mucha más gente debió pensar lo mismo, porque se les había terminado. A cambio probamos un Alta Río, que sin duda es ya todo un clásico de Rioja.
La bodega Señorío de Villarrica, de Hervías, también nos dio a probar su vino del año. Muy recomendable, sin duda.
En Viña Ijalba es donde encontramos la sorpresa de la jornada. A su interesante gama de varietales ya han añadido las nuevas variedades que, según nos comentaron, están sólo a falta de un mero trámite para completar su aprobación para el uso en la DOC Rioja. Con verdadero placer probé su maturana tinta, un vino de intenso tono violáceo, aroma a frutas rojas y astringente y levemente ácido en boca. Espero tener ocasión de volver a probarlo con más detalle, así como de catar las demás nuevas variedades.
Terminamos nuestro recorrido en bodegas Florentino Martínez, de Cordovín. Llegamos justo a tiempo de probar su reserva, al parecer también muy solicitado. Y sin duda con motivo, pues nos pareció excelente.
Una gran jornada, en definitiva, en la que destacar la gran calidad de todos los vinos que probamos. Podrán ser más o menos de nuestro gusto porque desde luego hay diferencias importantes, pero sin duda todos comparten una elaboración cada vez más cuidada en todos sus detalles. Si algo puedo lamentar es tan sólo no haber podido probar más vinos. Pero el paladar ya no daba para más. Otras ocasiones habrá y allí estaremos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ufff!!! Viña Ijalba tiene una página web en flash ¡y en ventana emergente!

Sabrán mucho de vinos, pero de internet, ni ## idea.

Guillermo dijo...

Sí, es una pena. La mayoría de las bodegas tiene sitios web en los que resulta engorroso navegar y difícil encontrar información. Y además la mayoría en flash.
Supongo que son páginas encargadas a estudios de diseño en los que prima la estética sobre el conocimiento de la web real.
En fin, por sus vinos las conoceremos mejor.

lrn dijo...

pues hablando de las Viña Ijalba, acabo de ver que tienen varios vinos, incluso algún crianza y reserva de menos de 13 grados. Todavía hay esperanza!!!

Guillermo dijo...

Esperemos que no se dejen seducir por el reverso tenebroso de la vinificación. :-)