martes, 23 de noviembre de 2010

Vendimia mecánica en Rioja

La verdad es que se esta imponiendo en Rioja, sobre todo por la comodidad que supone la recogida y el menor coste frente a la vendimia manual en un escenario de caída de precios. En Internet sobre el tema existen múltiples enlaces, os adjunto algunos con diversos contenidos para formar criterio.
Publicación “Cuaderno de Campo” del Gobierno de La Rioja sobre los costes de la vendimia mecánica en Rioja.
Articulo publicado en la revista agrotecnica del año 2003 existente en el fondo de la biblioteca de la Universidad de La Rioja
El ya jubilado profesor de la Universidad de la Rioja Francisco Díaz Yubero (Paco) opina sobre el tema.
Información sobre la vendimia mecánica del prestigioso investigador del vino Manuel Ruiz Hernández
Por mi parte os cuelgo alguna foto de la postvendimia. Observad como quedan los raspones tras la recogida y la caida de la hoja.



También os cuelgo un video y os comento una curiosidad, la velocidad a la que va la vendimiadora es mayor a la velocidad de paso normal.

video


viernes, 19 de noviembre de 2010

Restaurante El Arriero

Restaurante El Arriero
Dirección: Calle Mayor 16, Sorzano, La Rioja
Teléfono: 941447349
Web: www.laposadadelarriero.es.tl
Precio orientativo: 26€ (menú Jornadas del Caparrón Negro de Sorzano)

Hace ya un tiempo que estuve por primera vez en el Restaurante El Arriero de Sorzano. En aquella ocasión el acogedor comedor actual se encontraba en obras y las comidas se servían en mesas situadas en el mismo bar por el que se accede al restaurante. De entonces recuerdo sobre todo la buena comida, el buen trato y una carta de vinos inesperada por contar con muchas referencias de fuera de La Rioja y en particular con varios vinos de Tenerife.

La ocasión para volver a un sitio que tan buen recuerdo me dejó ha venido por la excusa de estar celebrando las II Jornadas del Caparrón Negro de Sorzano. Por este motivo, durante todo el mes de noviembre se puede disfrutar de un menú especial en el que el plato principal son estas deliciosas legumbres.

El menú consta además de tres entrantes que, según nos explican, son ingredientes tradicionales de los caparrones preparados buscando la originalidad pero respetando a la vez esa tradición. También tenemos la posibilidad de añadir (con un suplemento de 9€) un maridaje especial de vinos acompañando la comida, cosa que elegimos sin dudar.

Así, el menú empieza con un Medallón de careta de cerdo a baja temperatura rellena de foie con reducción de Pedro Ximénez. Y aquí empieza también nuestro gozo, pues la careta, lejos de ser la experiencia sabrosa pero correosa habitual para este alimento, se ha convertido, gracias al cocinado a baja temperatura y, supongo, mucho mimo y paciencia en la cocina, en un verdadero manjar increíblemente tierno. Con el añadido del foie y la reducción de Pedro Ximénez el resultado nos parece verdaderamente delicioso. El vino que acompaña es un blanco Brumas con denominación de origen Valle de Güímar, Tenerife, que con su agradable dulzor resulta muy adecuado.


En segundo lugar viene la morcilla pero en forma de Pimiento relleno de morcilla sobre migas de pan negro y cristales de cebolla. Lograda combinación en la que tanto el pimiento como la morcilla salen ganando, mientras que pan y cebolla acompañan con su sabor y una agradable textura añadida. Aquí pasamos al vino tinto, en concreto a un Lagar de Isilla, semicrianza de Ribera de Duero. Vino potente que se entiende muy bien con los intensos sabores de la comida.


Como tercer entrante recibimos una Cazuelita de oreja de cerdo con fritada casera. La oreja nos gusta mucho pero con la fritada está soberbia. De nuevo disfrutamos del plato y prolongamos el placer untando pan en la cazuelita de barro hasta dejarla reluciente.


Y entonces llega la estrella del menú: los Caparrrones negros de Sorzano con su sacramento. Unas legumbres cultivadas en el mismo Sorzano y que son espectaculares. Los caparrones están tiernos y muy sabrosos. Los abundantes "sacramentos" son su complemento ideal: chorizo y tocino bien guisados y deliciosos. Gozamos este plato hasta la última cucharada y cuando nos ofrecen repetir, los que tenemos todavía algo de espacio en el estómago no podemos hacer otra cosa que aceptar encantados. Para acompañar y realzar el éxtasis de los caparrones nada mejor que un Rioja clásico y el Paternina Banda Azul que nos sirven cumple perfectamente con esta tarea.


Terminamos con el postre de Helado de jarabe de arce y nueces bajo teja de brandy. Buen colofón para una comida excelente de la que no puedo olvidar mencionar la cuidada presentación de los platos.


Tras el postre, tiempo para el café y un rato de sobremesa y conversación durante el que nos enteramos de los interesantes cursos de cocina que ofrecen las tres hermanas que regentan el local. También nos comentan cómo acaban de volver de Valladolid, de participar en el Concurso Nacional de Pinchos, llegando a la final y quedando su pincho entre los diez primeros. El pincho, un bacalao a la riojana presentado como un yogurt, está desde el pasado domingo disponible en su barra. Sin duda que buscaremos la ocasión para volver y probarlo.

martes, 16 de noviembre de 2010

Tremendus en Los Rotos de San Juan

En los últimos años han abierto nuevos bares en las calles más tradicionales de Logroño. Uno de los más exitosos es "Los Rotos", con establecimientos en la calle San Agustín y en la calle San Juan. Este úlitmo, además de los populares bocadillos de huevo roto que les dan nombre, tiene también una excelente barra y unos cuantos crianzas. Decidimos probar dos de  los pinchos y uno de los crianzas. Al vernos dudar, el camarero nos recomienda que combinemos los pinchos elegidos con un vino que no es crianza, sino joven, pero con tres meses de barrica: "Tremendus", un monovarietal de garnacha de Cordovin, de la bodegas Honorio Rubio (flash). Resulta ser una buena recomendación, tanto por el vino como por el maridaje con las contundentes tapas que tenéis abajo. Ya habíamos probado el "Tremendus" blanco (monovarietal de viura) y otros productos de esta bodega, por lo que este tinto nos confirma las buenas impresiones que ya teníamos.

La nota de cata, a vuelapluma, nos quedó así: Tremendus crianza. Cien por cien garnacha. Color rubi bien conservado. En nariz, sobre un toque claro de madera predomina el aroma a fruta madura (mermelada frutas rojas), que se confirma en retro-olfacción. En boca resulta extradordinariamente equilibrado, algo astringente y con buena acidez hasta el postgusto. Acompaña estupendamente a dos pinchos de carne grasa.





Pincho de magret de pato
Pincho de solomillo

domingo, 14 de noviembre de 2010

Esculle, de Bodegas Solabal

En la calle Albornoz de Logroño se encuentra el Bar Sebas, muy conocido en la ciudad por su tortilla de patata, el resto de su excelente barra y una más que notable selección de vinos de Rioja que sirven en copas. En esta ocasión, probamos Esculle, de Bodegas Solabal, para acompañar al pincho de tortilla.

El vino, de maceración carbónica, declara 14,5º y tiene un intensísimo color de capa alta. En nariz es, sobre todo, frutal. También encontramos algo de punta de lapiz, indicativo de su estancia en barrica de roble americano. En boca es un vino complejo, donde encontramos aromas terciarios y una barrica bien ensamblada. En general un crianza de los que dan buen nombre a Rioja. Una lástima que nos lo sirvieran frio.