sábado, 5 de noviembre de 2005

Tres cosas me tienen preso...

Los habituales de esta bitácora ya han oído recitar alguna vez ese poemilla de Baltasar del Alcázar que comienza "Tres cosas me tienen preso":

Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón:
la bella Inés, el jamón
y berenjenas con queso.
Alega Inés su belleza;
el jamón, que es de Aracena;
y el queso con berenjenas
su andaluza antigüedad

3 comentarios:

lrn dijo...

pues sí...que como el queso azul o el cabrales no hay ninguno!!!! ;-)

Javier dijo...

No me gustan quesos tan fuertes como el Cabrales o el azul, aunque llegado el caso me los como. De hecho, el postre de quesos del Portal del Echaurren estaba muy bien preparado y terminaba con uno de esos dos (si no era Cabrales, era primo hermano). Eso sí, donde esté un buen Idiazabal, que se quiten los demás... y si es con un Rioja, mejor. :-)

Ante la ausencia del recitante titular, paso a dejar constancia del poema:

"Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón:
la bella Inés, el jamón
y berenjenas con queso.
Alega Inés su belleza;
el jamón, que es de Aracena;
y el queso con berenjenas
su andaluza antigüedad".

Baltasar del Alcázar (siglo XVIII)

Guillermo dijo...

Presto ejerces de suplente.
Cosa nada de extrañar por cierto.
Pero ya que estamos pongamos el poema completo:

Tres cosas

Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón,
la bella Inés, el jamón
y berenjenas con queso.

Esta Inés (amantes) es
quien tuvo en mí tal poder,
que me hizo aborrecer
todo lo que no era Inés.

Trájome un año sin seso,
hasta que en una ocasión
me dio a merendar jamón
y berenjenas con queso.

Fue de Inés la primer palma,
pero ya júzgase mal
entre todos ellos cuál
tiene más parte en mi alma.

En gusto, medida y peso
no le hallo distinción,
ya quiero Inés, ya jamón,
ya berenjenas con queso.

Alega Inés su beldad,
el jamón que es de Aracena,
el queso y berenjena
la española antigüedad.

Y está tan en fil el peso
que juzgado sin pasión
todo es uno, Inés, jamón,
y berenjenas con queso.

A lo menos este trato
de estos mis nuevos amores,
hará que Inés sus favores,
me los venda más barato.

Pues tendrá por contrapeso
si no hiciere razón,
una lonja de jamón
y berenjenas con queso.