miércoles, 14 de diciembre de 2005

PAPPACARBONE

Aunque la costa sorrentina pierde mucho bajo la lluvia de diciembre, Cava de' Tirreni fue un curioso paréntesis dentro del bullicio, las calles abarrotadas de gente y el tráfico imposible de Nápoles. Cava de' Tirreni es una pequeña ciudad provinciana de cerca de 30.000 habitantes. Nos pareció el equivalente italiano de nuestra Calahorra, con todas sus ventajas y sus desventajas. Lo cierto es que allí se respiraba tranquilidad. La gente parecía tener tiempo para arreglarse y salir a pasear bajo los soportales que son una de sus características más pintorescas y que no son muy diferentes de los de Portales. Nos unimos a ellos mientras recorríamos la ciudad en busca de nuestro objetivo.

Empapados y helados fue como llegamos a PappaCarbone. Afortunadamente el lugar era lo suficientemente acogedor, a pesar de su decoración minimalista, como para que entrásemos en calor rápidamente. A ello contribuyó el caluroso acogimiento que nos brindaron durante toda la noche gracias a un pequeño malentendido que nos elevó a la categoría de periodistas gastronómicos. Por culpa de ello tuvimos que "soportar" más música latina de la deseable cuando uno está de viaje y lo que quiere es conocer otra cultura, no volver a la suya. Pero, por otra parte, también gracias a esa pequeña equivocación, disfrutamos de un trato exquisito y de un par de platos por cortesía de la casa. Uno de ellos, las magdalenas calientes, un verdadero lujo para el paladar que habíamos ignorado de forma bastante estúpida por nuestra parte al leer el menú. Afortunadamente, el chef se encargó de que no nos fuesemos sin probarlas. Estos periodistas de pacotilla, humildemente, le ortogamos un 10 a las magdalenas!!!

VINOS CAMPANOS
De los vinos se encargó, como no podía ser de otra manera, nuestra inteligente cicerone Anna. El blanco era un Pietra Calda 2004 de la variedad fiano, mientras que el tinto se trataba de un Colli di CastelFranco 2002 elaborado con una variedad de origen griego muy apreciada en el sur de Italia: el aglianico. Ambos constituyeron, como la mayoría de los vinos que hemos probado en este viaje, un pequeño toque de atención a nuestro involuntario "chauvinismo" riojano. Hay vino más allá de La Rioja y no tiene porqué ser francés.


ENTRANTES, PRIMEROS Y SEGUNDOS PLATOS

Se explican por sí mismos, así que me limito a enumerarlos:
  • Parmigiana di Alici di Salerno e mozzarella di buffala con origano rosso e polpa di limone.
  • Piccole seppioline di rezza farcite di gamberi rossi con patate al vapore e acciughe sotto sale.
  • Gnocchetti di patate rosse con cicala di mare prezzemolo e pomodorino.
  • Paccheri dell'antico pastificio Vici domini julienne di seppie e bottarga di tonno.
  • Filetto di manzo alle brace con salsa al rosmarino, carciofi e lardo paesano.




LOS POSTRES
Capítulo aparte merecen los postres que nos sorprendieron en gran medida por su fusión entre los ingredientes y recetas tradicionales y su presentación y elaboración más contemporánea.

El más inesperado fue el castagnaccio, una suerte de mousse o crema de castañas contundente a la vez que irresistible.

La versión contemporánea del gran éxito de la respostería napolitana de todos los tiempos: las sfogliatelle también nos convencieron, al igual que el souffle de chocolate caliente.



La estrella, sin embargo, fue el único postre en el que no reparamos al leer el menú. Con un nombre tan humilde como magdalene nos pasó totalmente inadvertido. Afortunadamente, de alguna manera el humilde plato llegó a nuestra mesa y, humildemente, tuvimos que reconocer que eran las magdalenas más tiernas y sabrosas que jamás habíamos probado.

5 comentarios:

Javier dijo...

Bueno, bueno, bueno. Tres veces bueno. Qué ganas de ir a probarlo.

traduttore traditore dijo...

El menú se explica solo, pero mejor una pequeña ayuda:

* Parmesan ni Alici ni Sustancia química ambos garrote ni divertido con orégano bermeja - de color ambos pulpa ni limón.
* Joven seppioline ni rezza material ni langostín rossi con papas hasta el vapor ambos acciughe debajo sustancia química. Gnocchetti ni papas colorete con chicharra congelarse tabular ambos tomatoes.
* Paquete dell'antico pastificio En soberanía julienne ni supo ambos bottarga ni atún.
* Lomo ni carne de vaca alle ascua con cacerola hasta el rosemary , alcachofa ambos lardo lugareño.

Guillermo dijo...

¡Lo mejor era la "sustancia química"!
Sin duda. :-)

Ml dijo...

Quiero ir alliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii y yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa mismoooooooooooooooooo, por favorrrrrrrrrrrrrrr.......

Javier dijo...

¡Hazme sitio!